BENAVENTE. EL TORO ENMAROMADO 2.017. 

 Francisco Javier Martín del Río.

foto. Jose Carpita.

 

     Ers una tarde soleada y con un calor que derretía los termómetros y los cerebros de los que esperaban durante mas de dos horas en las inmediaciones del toril sin la suerte de conseguir una celestial sombra.

     Rompiendo la tradicional puntualidad en dos o tres minutos, y sacando la maroma del toril apenas un minuto antes del cohete, para evitar un posible intento de sabotaje por parte de los indeseables habituales, salió el morlaco elegido para este año, un ejemplar de las Ramblas, bien presentado, colorado ojo de perdiz.

     Salida floja, cabeceando hacia ambos lados, más intentando zafarse de la maroma que  de hacer hilo sobre los corredores. Apenas pasados cincuenta metros realiza una breve parada, para luego iniciar un trote acompasado y sin apenas altos hasta la primera argolla, trote en el que los corredores pudieron perfectamente acompasar su ritmo sin que el animal ganara metros de la soga y sin sustos, salvo una pequeña arrancada en el comienzo de la Rua, cuando acudió al cite de un corredor; pero solo de un golpe de riñón, sin codicia, y volviendo al mismo paso ligero que sin aceleraciones ni sobresaltos, siempre constante, permitió que el animal entrara en Santa María con uno de los mejores registros horarios de la historia.

     Suelta en la primera argolla y la misma tónica hasta el final de la Calle de los Carros, unas veces trote, otras andando, dos ocasiones de intento de arrancada ... pero el animal a lo suyo; incluso en dos ocasiones, con corredores caídos a su merced, los ignoró siguiendo un ritmo al tiempo fácil de soportar por los corredores y eficaz para el cronometro.

     El astado se desengaña al final de los Carros, en el primero de los giros que le contradice la tendencia de escapar hacia el campo buscando querencia; a partir de ahí comienza a realizar paradas y andar "del ramal" hasta la segunda argolla.

     Saliendo de la segunda argolla, en el segundo punto conflictivo contra querencia el toro se para definitivamente. momento en  que deciden acortar el recorrido y llevarle al matadero a favor de querencia; nada mas girar la maroma, inició el trote, entrando en el matadero. Había realizado el recorrido (acortado) en una hora.

FOTOS

Patronato del Toro de la Vega. Tordesillas (Valladolid)